El triunfo de un evento recae en varios factores y uno de ellos es el catering. Un buen servicio de catering hace que casi el 70% del evento se convierta en un éxito. La forma en el que entendíamos los servicios de catering ha cambiado debido a la pandemia que estamos viviendo por el Covid y cada comunidad autónoma tiene sus propias normas a cumplir: número de comensales por mesa, distancia de separación entre mesas, servicio de limpieza cada vez que lo utiliza una persona diferente…es verdad que no existe una norma específica por la que regirse el catering, pero sí para hostelería y restauración.

Depende de cada comunidad autónoma hay unas normas u otras; de aforo, la distancia entre mesas, personal en la barra de un sitio cerrado, etc. En la Comunidad de Madrid está permitido hacer eventos, y contratar empresas de catering tanto para fiestas como a domicilio. Lo que hay que conocer son las reglas que rigen cómo hacerlo.

Es decir, para hacer un evento en Madrid el aforo en sitios cerrados es de un 50% y con 4 personas por mesa, sin embargo, si es al aire libre no tiene límite de aforo y pueden estar hasta 6 comensales en la misma mesa. Las mesas deberán guardar una distancia de 1,5 metros respecto a las sillas asignadas a las demás mesas o agrupaciones de mesas con el objeto de asegurar el mantenimiento de la debida distancia física de, al menos, 1,5 metros entre las personas sentadas en diferentes mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas”. Es decir, no es necesaria distancia “dentro de” casa mesa sino entre mesas. En cada entrada a un nuevo espacio debe haber un gel hidroalcohólico para que todos los asistentes puedan desinfectarse.

 

 

 

 

Lo que establece el protocolo para servicios de restauración es ante todo el servicio de catering debe suministrarse en condiciones de seguridad, es decir, hay que evitar la presentación a granel de los productos o cualquier otro tipo de forma en la que haya contacto entre diferentes personas. En estos tiempos se impone el formato individual y monodosis. Formatos de cafés en vasos desechables cerrados, productos empaquetados y buffet asistidos por personal.

También hay que limitar los servicios de cocktails con acceso directo de la persona a la bandeja. Muy importante porque está comprobado que la incidencia del virus es menor, es siempre que sea posible priorizar el catering al aire libre. Por supuesto el personal del catering deberá estar equipado con mascarillas, al igual que los asistentes si se mueven de un lugar a otro.

 

 

 

 

 

Los servicios de catering en Madrid y a nivel nacional han cambiado, pero esto no significa que no se pueda seguir contratando este tipo de servicios cuando vas a organizar un evento. Tanto las empresas de catering a domicilio, como las empresas de catering para eventos se han adaptado a estos tiempos cumpliendo todas las normativas protegiendo tu seguridad y para que tú solo tengas que preocuparte en disfrutar del evento, tú evento.