El coche de boda es uno de los temas principales cuando organizas en una boda. Es el transporte de cómo llegará la pareja y cómo se irá de sitio del enlace. Cuando los invitados están esperando los recién casados al lugar de la celebración y llegan al lugar la pareja, todos los invitados están expectantes y el coche es una de los detalles que llamará la atención.

Hace años, el coche debía de ser de un modelo de coche clásico y elegante, con una marca reconocida por lo general y de colores básicos como el negro o el blanco. En la actualidad, el coche es algo que varia, y que según el gusto de cada pareja es de una manera u otra. Muchas parejas se animan a dejar de atrás el coche y añadir otro tipo de transporte como un coche de caballos.

La persona que se encarga de llevar ese coche de la boda, es alguien con quien los novios tienen mucha complicidad. También existe la posibilidad de que el transporte sea un coche de alquiler, en el que puede incluir en el precio un chofer, por lo que en este caso el conductor sería un profesional. La persona encargada de llevar al nuevo matrimonio, generalmente, tiene que ir con una ropa adecuada a la ocasión.

Tipos de coches de bodas

No es fácil elegir el coche que vais a llevar el día de vuestra boda, ya que se vuelve una elección complicada entre vuestra personalidad y la comodidad. Aunque, siempre se suele elegir más comodidad ya que la decoración floral de los coches marcan, en definitiva, el aspecto del coche.

El coche de la boda que seleccionemos va a marcar vuestra personalidad o cómo será la boda. Además, tenéis que tener en cuenta que sea un coche adaptado para el vestido o traje que llevéis.

Existen muchos modelos de coches que puedes seleccionar para el día de tu boda, pero los más comunes son los coches clásicos, de caballos, deportivos, descapotables y limusinas. Son los cinco tipos de coches elegidos por excelencia por las parejas que se han casado en años anteriores.

Coche de boda descapotables

Los descapotables son siempre una opción cuando el tiempo es primaveral entrando al verano o en verano. Es un tipo de coche que no pasa desapercibido y que será uno de los detalles destacados del día.

Un coche descapotable puede ser de distintos tipos, desde descapotables vintage hasta más modernos y deportivos. Las características que contemple el coche descapotable será las que vosotros, como protagonistas, os veáis identificados.

Coches de caballos

El coche de caballo es una de las elecciones más demandas en las bodas como transporte. Es un coche fuera de lo tradicional y que le da un toque diferente al enlace, ya que el coche tradicional lo usamos y vemos todos los días, por lo que esto se convierte en algo novedoso.

Además, esta elección de coche de caballo hace que la boda tenga unas características rústicas, elegantes y discretas, al más estilo de boda de cuento. Si sois de esas parejas que sentis esta conexión con las características mencionadas, sin duda el coche de caballos es vuestra mejor elección.

Coches clásicos

Los coches clásicos están muy de moda. Cada vez son más las parejas que se decantan por llevar a su enlace un coche de modelo vintage.

Los coches clásicos suelen tener más de treinta años, permitiendo a los novios tener un enlace con una categoría elegante y clásica volviendo a llevar a los novios e invitados a épocas antiguas como los años 50.

Limusinas

Cuando se selecciona la elección de una limusina es para que no solo vaya el matrimonio dentro, sino que les acompañen familiares o amigos y comenzar la celebración mucho antes de lo esperado.

Es también, una de las opciones más seleccionadas cuando los vestidos de las novias son amplios y voluminosos, para que su desplazamiento sea cómodo y confortable. Con un vestido de estas características otro tipo de coche puede ser incómodo.

Coches deportivos

Los modelos deportivos son una de la opciones que más eligen las parejas que optan por una boda más moderna y acorde a la actualidad. De hecho, uno de los coches deportivos favoritos de las parejas es el Ford Mustang, un coche de lujo y acorde a las tendencias actuales.

Ir en un coche deportivo no dejará indiferente a nadie, y vosotros, como pareja, os sentiréis todos unos reyes en un coche con dichas características.